Rubio Abogados - Despacho recomendado por Easyoffer

Rubio Abogados derecho bancario

Derecho Bancario en Valencia

Somos especialistas en Derecho Bancario y defendemos a nuestros clientes de los abusos de los bancos. Nuestro despacho está en Valencia. En Rubio Abogados, defendemos a:
 
  • Los afectados por la adquisición de participaciones preferentes y deuda subordinada
  • Los afectados por cláusulas suelo faltas de transparencia
  • Los accionistas de Bankia que pueden reclamar daños y perjuicios por la información  engañosa vertida por los responsables de Bankia y sus auditores
  • Los afectados por swaps o clips hipotecarios y cualquier clase de derivado financiero que haya sido ofrecido con intención de cubrir el riesgo de variación del tipo de interés de una deuda.

Preferentes y subordinadas

En Rubio Abogados, solicitamos al juez la nulidad del contrato de adquisición de participaciones preferentes o deuda subordinada por vicio del consentimiento a la hora de la firma, por falta de información y abuso de confianza, solicitando la devolución del dinero invertido. 99% de los casos ganados.

¿Por qué las preferentes son un producto inadecuado para el cliente minorista?

Las participaciones preferentes son un producto híbrido entre valores de deuda y valores participativos.
 
Las preferentes reúnen lo peor de los valores participativos y de los valores de deuda porque:
 
1. Su nivel de riesgo es mayor que el de las acciones, pues:
  • No participa en los órganos societarios.
  • No tiene derecho al dividendo.
  • No tiene derecho de suscripción preferente.
 

2. Y mayor que el de las obligaciones, ya que:
  • No es una deuda.
  • Su devengo está supeditado a resultados.
  • Está detrás en el orden de prelación de créditos.

3.Son perpetuas.
 
4. No están cubiertas por el FGD.
 
Ni son participaciones, ni son preferentes. Es una especie de acción ultra subordinada y cautiva. Un auténtico corralito en el que queda atrapada la inversión.

¿Qué ha fallado en la venta de las preferentes?

Las entidades financieras no ha respetado la normativa tuitiva de los consumidores, ni de los clientes bancarios.
 
La Ley del Mercado de Valores lleva incorporada la normativa MIFID desde diciembre de 2.007: Si el contrato es de asesoramiento, si el producto es complejo y si el cliente es minorista, el nivel de protección es máximo, y la entidad financiera debe proporcionar al cliente la información precontractual, contractual y post contractual a fin de que pueda contratar con conocimiento de causa.
 
A partir de 2.008, las entidades financieras están obligadas a practicar los tests de conveniencia e idoneidad para acreditar que el cliente comprende el producto y que es adecuado para él.
 
Estas obligaciones se han ignorado. La información o bien ha sido sesgada o directamente engaños, o bien no ha habido información en absoluto.
 
Así lo acredita:
 
  • El Decreto Ley 24/2.012 que admite que ha habido prácticas irregulares.
  • La gran cantidad de sentencias que consideran probadas estas prácticas.
  • El informe del defensor del pueblo de marzo de 2.013.
  • El informe de la comisión de seguimiento sobre comercialización de instrumentos híbridos de mayo de 2013.

¿Qué es la deuda subordinada?

Son títulos valores de renta fija con rendimiento explícito emitidos por entidades de crédito que ofrecen una rentabilidad mayor que otros activos de deuda, rentabilidad que se logra a cambio de perder capacidad de cobro en caso de extinción y posterior liquidación de la sociedad- la quiebra o bancarrota-, ya que está subordinado el pago en orden de prelación en relación con los acreedores ordinarios.
 
En caso de quiebra de la sociedad, primero cobrarán los acreedores ordinarios y luego, si queda un remanente en los activos, podrán cobrar los poseedores de este tipo de deuda.
 
Es considerado un instrumento híbrido de capital, cumple ciertos requisitos que lo asemejan parcialmente al capital ordinario de las entidades de crédito, y es computable como recursos propios de las entidades.

Cláusulas suelo. El carácter abusivo de las mismas.

La reciente Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2.013 declara la nulidad de las “cláusulas suelo” que hayan sido incluidas con falta de transparencia. La forma en que han sido redactadas las cláusulas suelo puede llevar a declarar su nulidad.
 
La gran mayoría de las cláusulas suelo pueden ser anuladas, sobre todo después del Auto de aclaración de la Sentencia en el que se afirma que pueden ser nulas las cláusulas que hayan causado perjuicio al afectado.
 
La falta de transparencia consiste en no facilitar la misma información sobre las condiciones relativas al tipo de interés y a la cláusula suelo.
 
Corresponde a la entidad bancaria acreditar que se ha facilitado la información de manera correcta y adecuada.
 
Los afectados podrán obtener la restitución de los intereses pagados indebidamente.
 
La Ley General de Consumidores y Usuarios 7/1.998, aplicable tanto a profesionales como a consumidores establece en sus artículos 5 y 7: “No quedarán incorporadas al contrato las siguientes condiciones generales:
 
  • Las que el adherente no hay tenido oportunidad real de conocer de manera completa al tiempo de la celebración del contrato.
  • Las que sean ilegibles, ambiguas, oscuras e incomprensibles.
 
El art. 80 del Texto Refundido que desarrolla el Real Decreto ½.007 de Protección de Consumidores y Usuarios para los contratos con consumidores con cláusulas no negociadas individualmente establece: “Estas deben presentar: Concreción, claridad y sencillez en la redacción, con posibilidad de comprensión directa”.
   
El art. 6 de la Ley ½.013, de 14 de Mayo, de Medidas para Reforzar la protección a los Deudores Hipotecarios de Re-estructuración de Deuda y Alquiler Social,  para la mejora del mercado hipotecario se obliga a incorporar en las escrituras públicas de préstamo hipotecario la expresión manuscrita del cliente-persona física- cuyo objeto sea la vivienda, de haber sido informado de los riesgos por estipulaciones de limitaciones a la variabilidad del tipo de interés de las cláusulas suelo y techo.
   
En resumen, el consumidor debe conocer la importancia y relevancia económica de la cláusula suelo como objeto principal del contrato, saber el precio que debe abonar por la prestación que de la entidad bancaria va a recibir y que se consciente de lo que suscribe y sabedor del desarrollo contractual.
 
 Las cláusulas suelo no superan el control de transparencia por lo siguiente:
 
  1. Falta de información suficientemente clara de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato. Las entidades financieras no la consideran ni la publicitan como elemento esencial del contrato y además de forma entremezclada con todo un entramado complejo y exhaustivo contractual que determinan que tal pacto esté escondido o diluido entre otros muchos, restándole la relevancia que efectivamente tiene y eliminan la atención del consumidor.

  2. Se insertan de forma conjunta con las cláusulas techo y como aparente contraprestación de las mismas. Dado que el contenido y significado de la cláusula techo es irrelevante, con ello no se da transparencia del significado del suelo. Es engañosa porque genera la impresión de simetría que determina efectivamente una creencia de variabilidad de tipos cuando el mínimo es fijo. La cláusula suelo tiene que ser comunicada de forma especial para que se aperciba que no obstante ser el interés variable que inferior por tal pacto suelo en realidad es a un tipo superior durante la vida del contrato.

  3. No existen simulaciones de escenarios diversos relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar.

  4. No hay información previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo de la propia entidad- caso de existir- o advertencia de que al concreto perfil de cliente no se le ofertan las mismas.
   
Todas estas omisiones informativas determinantes de la falta de transparencia concluyen en que el consumidor no emite un consentimiento informado (adecuada elección) y no puede identificar tal pacto como elemento esencial del contrato y está en la situación de creer que su préstamo es variable.


Accionistas de Bankia.

Los accionistas de Bankia pueden reclamar daños y perjuicios por la información engañosa vertida por los responsables de Bankia y sus Auditores, y recuperar todo el dinero perdido.
 
La salida a bolsa se Bankia se realizó con una información errónea para conseguir financiación para evitar su declive, y no en beneficio de sus accionistas.
 
De haber sabido que la entidad estaba en grave crisis ningún inversor hubiera suscrito acciones. Cuando Bankia quebró, con el rescate, el valor de las acciones se derrumbó completamente y no se recuperó.

Swaps o clips hipotecarios.

Reclamamos swaps y clips hipotecarios, y cualquier clase de derivado financiero que haya sido ofrecido con intención de cubrir el riesgo de variación del tipo de interés de una deuda según establece la Ley 36/2.003, aplicando las recomendaciones del Banco de España sobre cobertura.

¿Qué es un swap o clip hipotecario?

Es un contrato de permuta financiera, según el cual se intercambian unos tipos de interés por otros, es decir, el cliente intercambia un tipo variable por un tipo fijo (aunque puede variar según el contrato).
 
El cliente tiene una hipoteca o préstamo variable y para cubrirse de las subidas de tipos intercambia un tipo fijo (que paga el cliente y se denomina pata de pago) por un tipo variable (que pagará la entidad financiera que se denomina pata de cobro).
 
Si las entidades financieras hubieran diseñado correctamente estos productos el efecto sobre el cliente sería que pagaría el tipo fijo que aparece en el contrato de swap y nada más.

¿Cómo nos han vendido el producto?

Muchas veces nos han condicionado la concesión del préstamo a la firma de estos contratos de swap. Nos han condicionado diciéndonos que los tipos de interés iban a subir, lo cual es falso. En la mayoría de los casos, la estimación de los tipos en el momento de la firma era que los tipos bajarían.
 
Nos los han vendido como si fueran seguros gratuitos. Para que sean gratuitos, la valoración en el momento de la firma de la pata de pago y la pata de cobro al momento de la firma deben ser idénticos. Esto no ha ocurrido nunca. La valoración en la mayoría de los casos es favorable a la entidad financiera. Ello quiere decir que no sólo nos lo debían de dar gratis, sino que además la entidad financiera nos debería haber pagado una cantidad igual a su valoración en el momento de la firma. Sin embargo, en ningún caso la entidad financiera ha pagado al cliente en el momento de la firma.
 
El flujo de efectivo de cada parte será el resultado de aplicar al nominal contratado el tipo de interés establecido, y según la venta indiscriminada entre clientes minoristas en los contratos se han ofrecido; al cliente el tipo fijo y al Banco el Euribor del mercado (variable), calculado sobre el plazo que el contrato establezca.
 
El intercambio en la práctica da lugar a una liquidación por diferencia entre los flujos de efectivo por cada parte, y atendiendo a quién resulte favorable se realizará esa única liquidación de cargo o abono (el pago de uno es el cobro del otro).
 
Ese intercambio de flujos puede resumirse en un intercambio de tipos de interés, en el cual; si el tipo variable se sitúa por encima del tipo fijo el cliente cobrará del Banco y en caso contario pagará el Banco.

IRPH: INDICE DE REFERENCIA ABUSIVO

El IRPH es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para adquisición de vivienda libre. Esto es, la media aritmética simple de los tipos de interés medios ponderados por el saldo de las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria a plazo igual o superior a tres años, para adquisición de vivienda libre, que hayan sido iniciadas o renovadas durante el mes al que se refieren los índices.
Hasta la entrad en vigor de la Ley 14/2.013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización (1 de Noviembre de 2.013) el Banco de España publicaba diferentes tipos de IRPH:

IRPH BANCOS: 

Tipo de los préstamos hipotecarios a más de tres años concedidos por los bancos.

IRPH CAJAS: 

Tipo de los préstamos hipotecarios a más de tres años concedidos por las cajas de ahorro.

IRPH CECA/TIPO ACTIVO: 

Tipo activo de referencia de las cajas de ahorro (indicador CECA, tipo activo).

IRPH CONJUNTO DE ENTIDADES

Tipo de los préstamos hipotecarios a más de tres años concedidos por el conjunto de las entidades de crédito.
Desde el 1 de noviembre de 2.013 el Banco de España publica únicamente el último de los anteriores, esto es:
  • IRPH CONJUNTO DE ENTIDADES: Tipo de los préstamos hipotecarios a más de tres años concedidos por el conjunto de las entidades de crédito. Se define como la media simple de los tipos de interés medios ponderados por los principales de las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria de plazo igual o superior a tres años para la adquisición de vivienda libre iniciados o renovados por los bancos y cajas de ahorro en el mes a que se refiere el índice. En el cálculo de la media se utilizan tipos anuales equivalentes.

NORMATIVA REGULADORA

  1. Circular 5/2.012, de 27 de junio, del Banco de España, a entidades de crédito y proveedores de servicios de pago, sobre transparencia de los servicios bancarios y responsabilidad en la concesión de préstamos.
  2. Orden EHA/2899/2.011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios.
  3. Ley 2/2.009, de 31 de marzo, por la que se regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito.
  4. Ley 14/2.013 de 27 de septiembre, de apoyo a emprendedores y su internacionalización.
  5. La Circular 5/1.994, de 22 de julio, a entidades de crédito, sobre modificación de la circular 8/1.990, sobre transparencia de las operaciones y protección de la clientela, señala: “Los tipos de referencia escogidos son, en último análisis, tasas anuales equivalentes, Los tipos medios de préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda libre de los bancos y del conjunto de entidades, lo son de forma rigurosa, pues incorporan además el efecto de las comisiones. Por tanto, su simple utilización directa como tipos contractuales implicaría situar la tasa anual equivalente de la operación hipotecaria por encima del tipo practicado por el mercado. PARA IGUALAR LA TAE DE ESTA ULTIMA CON LA DEL MERCADO SERIA NECESARIO APLICAR UN DIFERENCIAL NEGATIVO, cuyo valor variaría según las comisiones de la operación y la frecuencia de las cuotas”.

Dos exigencias que se repiten en la normativa bancaria y que NO SON CUMPLIDAS POR EL IRPH:
  1. Que no dependa de la propia entidad o sea susceptible de influencia, de manera tal que respondan a precios de mercado.
  2. Que se trate de un índice obtenido mediante un procedimiento telemático objetivo.

El tipo de interés de referencia IRPH es una cláusula abusiva porque, en contra de las exigencias de la buena fe, causa en perjuicio del adherente, un desequilibrio importante e injustificado de las obligaciones contractuales.

El carácter proporcionado, el desequilibrio no resulta sólo de las consecuencias económicas resultantes de la aplicación de la cláusula, sino de la lesión de los derechos del consumidor. Se altera el equilibrio subjetivo de precio y prestación, esto es, como se le pudo representar al consumidor, en atención a las circunstancias concurrentes en la contratación, y de entrada tratándose de un índice de referencia residual, frente al general o mayoritario del EURIBOR, debió exponérsele al consumidor las circunstancias diferenciales de un índice y otro, las ventajas (si es que las hay) y desventajas de la utilización de un índice de referencia frente a otro, la mayor onerosidad (históricamente así ha sido) del índice IRPH.

A mayor abundamiento, el IRPH resulta influenciable y/o manipulable, ya que:
  1. Se calcula a partir de los datos facilitados por las propias entidades cada mes,
  2. Se trata de una media simple en las que todas las entidades tiene el mismo peso específico con independencia del volumen de préstamos concedidos,
  3. Si disminuye el número de entidades se incrementa el peso específico de cada una.
  4. Se refleja cualquier incremento que cualquiera de las entidades pueda declarar en un mes, es decir, cualquier entidad puede influir en el resultado del IRPH incrementando los intereses que aplica.
  5. El tipo declarado es el TAE, es decir, incluye las comisiones; por tanto, el tipo de interés representa el coste total de los créditos.
  6. Se incluyen en el cálculo datos provenientes de contratos con cláusulas nulas como “suelo”, “redondeo al alza”.
  7. No se incluyen todas las operaciones, p.ej, préstamos a empleados.
  8. Su cálculo no es transparente en tanto que los datos facilitados por las entidades, a partir de las cuales el Banco de España calcula el IRPH no son públicos y, por tanto los clientes bancarios no pueden verificarlo.
  9. Se calcula a tres años supuestamente fluctúa menos y tarda en reaccionar a los cambios del mercado.

El IRPH se ha mantenido, durante los últimos años, muy por encima del Euribor, ya que la bajada de los tipos de interés, apenas le afectaba, lo que demuestra la falta de certeza y la falta de correlación con precios de mercado que existe en este índice.


Si quiere contactar con Rubio Abogados por

algún asunto relacionado con Derecho

Bancario, escríbanos a